jueves, 17 de junio de 2010

La vida en sociedad

Ayer por la mañana Julián salió de su casa para ir a la escuela, no sabía que le esperaba un día lleno de complicaciones. A pocas cuadras de su casa pisó barro, se ensució los zapatos, al llegar a la escuela la directora le llamó la atención. En el recreo jugando a la pelota le pegó un pelotazo a una compeñera en el rostro, la seño enojada le puso una nota en el cuaderno y al regresar a su casa muestra la nota y la mamá lo pone de penitencia, además le aclaró que el sábado no irá a jugar al fútbol.
Dispuesto a dormir Julián pensó ¡Que mal día tuve hoy!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada